Seguimos ofreciendo tecnología líder para que cada vez sean más los usuarios que se beneficien de nuestros productos, con la máxima sencillez posible.
Detrás de todo esto existe una historia de constantes obstáculos y de una victoria increíble.

Conocer dónde y cómo se utiliza el producto
y aplicar ese conocimiento al desarrollo

Productos diseñados para las personas

Los escáneres, como unidades periféricas, son algo más que simples cálculos digitales de 0 y 1. Encender el dispositivo, insertar documentos en la bandeja de alimentación y utilizar los documentos escaneados son algunas de las acciones que deben llevar a cabo las personas. ¿En qué situaciones se utiliza el escáner? ¿Qué información se desea adquirir mediante el escaneado? ¿El escáner puede causar estrés en el usuario? Detrás de cada escáner, hay un cliente que lo utiliza.

Para nuestro equipo de desarrollo de productos, esto supone que deben tener en cuenta factores que no se pueden reducir a simples ecuaciones numéricas como los sentimientos y acciones de las personas. Con el objetivo de crear productos con los que los clientes se sientan a gusto, nuestros ingenieros se desplazan a los lugares donde se utilizan nuestros escáneres para observarlos, tocarlos y experimentarlos por sí mismos. Es el primer paso en el desarrollo de productos de Fujitsu.

Perplejo ante la variedad de tipos y tamaños de los documentos

Minoru Masuda,
Jefe de la división de productos de imagen

De su época de ingeniero, hay un proyecto que Minoru Masuda, jefe de la división de productos de imagen y responsable del desarrollo de productos, nunca olvidará. Se trata del desarrollo de un escáner de producción para un banco chino que tuvo lugar hace más de 10 años. El pedido del cliente llevó a que el primer modelo de alta velocidad de Fujitsu se equipara con un alimentador automático de documentos (ADF) de alta velocidad y de alta capacidad.

En primer lugar, el señor Masuda realizó una visita al banco en China en el que se utilizaría el escáner. Allí observó cómo el personal del banco desempeñaba su trabajo y quedó asombrado al ver que utilizaban muchos más tipos de documentos de los que había previsto.

"El material que el banco chino quería escanear incluía órdenes de compra pequeñas de un tamaño similar a las tarjetas de visita, así como de documentos A3 y libretas de ahorro. Una práctica habitual era usar cinta adhesiva para pegar unos cheques a otros y los formularios que tuvieran relación con una determinada transacción, por lo que necesitaban escanear documentos de más de un metro de longitud", afirma el señor Masuda.

Para dar con la mejor solución posible, el señor Masuda recopiló más de 100 formularios diferentes de los que utilizaban en China. Mediante la realización de pruebas con diferentes muestras y la aplicación de mejoras, logró un mecanismo de alimentación de papel óptimo que fuera lo suficientemente fiable para no dañar los documentos más frágiles.

Fácil de sacar tras el escaneado

La alimentación de papel no es la única área en la que se implementaron los conocimientos obtenidos en el banco. La Bandeja de Salida de documentos adaptable fue diseñada para conseguir que los papeles no quedaran descolocados y mejorar la eficiencia del operador. Este Mecanismo detecta y adapta la altura que alcanza el papel en la bandeja de salida para que este se quede bien apilado. También fue concebido para facilitar la retirada del papel, dotando a la bandeja del ángulo adecuado para permitir que el borde superior de los documentos quedara alineado.

El escáner también incorporó otras funciones intrínsecas del diseño basadas en dónde y cómo los utilizará el cliente, permitiendo que el dispositivo se abra por completo para facilitar el mantenimiento regular. El escáner es un producto que cumple con las necesidades latentes de los clientes y que se basa en el conocimiento de dónde se va a utilizar, por lo que su aceptación sobrepasó el mercado chino y llegó al mercado mundial.

Comentarios de los usuarios transformados en ideas para nuevas tecnologías

En una ocasión, el departamento de ventas recibió una reclamación de un cliente debido a un prototipo que se proporcionaba a los clientes en Turquía. Según esta reclamación, el problema era la incapacidad de escanear tarjetas de plástico. Los ingenieros no daban crédito a estas palabras. Durante el desarrollo, habían recopilado tarjetas de plástico de todo el mundo y habían diseñado un modelo que admitiera incluso las tarjetas más gruesas.

Un ingeniero incrédulo viajó hasta Turquía y descubrió que la queja afectaba a las tarjetas plastificadas gruesas. Dichas tarjetas se utilizan principalmente debido a que, en Turquía, muchas personas las llevan en el bolsillo. Si no estuvieran plastificadas, acabarían rompiéndose cuando el usuario se sentara sobre ellas. Teniendo en cuenta esta experiencia, rápidamente desarrollaron un escáner que contaba con una guía de alimentación mejorada. Gracias a la facilidad de escanear distintos tipos de tarjetas, tuvo una gran aceptación entre los clientes de Turquía. De esta manera, las sugerencias proporcionadas directamente por los clientes pueden convertirse en ideas y desembocar, por ejemplo, en el desarrollo de nuevas tecnologías de escáner.

Calidad reconocida mundialmente tras la superación de evaluaciones estrictas

Top of Page