Nuestros clientes son personas reales, por eso, para nosotros resulta imprescindible que las comprobaciones pertinentes en cada caso las realicen personas también.
Todos y cada uno de nuestros productos cumplen con estándares de calidad estrictos.

Cada factor de la lista es vital:
Garantía de confianza gracias a una inspección exhaustiva

Estamos llegando a prácticamente el 100 % de fiabilidad

Satoshi Sakai,
manager en nuestro Imaging Quality Assurance Department

Nuestro compromiso con los clientes es ofrecer productos seguros en los que puedan confiar. Por muy prácticas y sofisticadas que sean sus funciones, un producto no es bueno si tiene problemas de funcionamiento o durabilidad. A fin de acercarnos al 100 % de fiabilidad, realizamos una gran variedad de inspecciones tanto de software como de hardware que cubren todos los aspectos de cada producto.

Este enfoque riguroso en el control de calidad es tal que la gente todavía cuenta la anécdota de un producto recién desarrollado que metieron en un avión y llevaron por todo el mundo. Sigue siendo una práctica generalizada probar nuevos productos enviándolos al extranjero por vía aérea y transportándolos por tierra en camión para organizar experimentos demostrativos.

Satoshi Sakai, manager del Imaging Quality Assurance Department en la sede, hace hincapié en que el control de calidad es más una cuestión de ataque que de defensa, explicando que: "Nuestras inspecciones son tan exhaustivas que los demás departamentos se sorprenden cuando las ven. No nos podemos permitir ni el más mínimo desliz".

Solidez y resistencia para funcionar en todas partes

Todavía hay zonas en las que las condiciones de las carreteras no son muy buenas. En lugares donde las carreteras están cubiertas de tierra o gravilla y levantan polvo o arena cuando pasan por encima personas o vehículos, existe el riesgo de que estas partículas se introduzcan en el mecanismo del escáner y provoquen fallos de enorme gravedad. Por ello, utilizamos un sistema de pruebas antipolvo para comprobar que los productos están aislados.

Estas pruebas empezaron a realizarse alrededor del año 2000, en plena expansión del mercado de los escáneres al Sudeste Asiático. El problema de las averías causadas por el polvo y la arenilla surgió rápidamente al mismo tiempo que aumentaban las oportunidades de uso en lugares como China, Tailandia y la India. En consecuencia, se añadieron las pruebas antipolvo a la lista de verificación. Se garantiza un funcionamiento fiable confirmando que el producto es estanco al polvo conforme a criterios más estrictos que los de la norma JIS.

Reproducción de la presión atmosférica a 3000 m

Para lograr un funcionamiento fiable, en las pruebas se tiene en cuenta que los productos se utilizan en una amplia variedad de lugares y de muchas maneras diferentes. Se implantó un sistema de pruebas de caída de presión tras un caso de imágenes borrosas a altitudes elevadas debido a la degradación de la resolución de la lente en condiciones de baja presión atmosférica. La reproducción del entorno a una altitud de 3000 m o superior, permite al sistema confirmar que los productos funcionan bien en cualquier parte del mundo.

En las pruebas de escáneres móviles como el modelo ScanSnap iX100 se comprueban los efectos de acciones como llevarlos en una bolsa, someterlos a presiones mayores de lo esperado y dejarlos caer desde cierta altura. Tampoco se pasan por alto las comprobaciones de seguridad. Estas incluyen ensayos de reacción al fuego, en los que se prenden los plásticos y las placas de circuitos de los productos para comprobar que, en caso de incendio, no contribuyan a su propagación, así como para verificar que no haya riesgo de descarga eléctrica si el producto cae al agua.

Medición de las emisiones electromagnéticas en instalaciones de pruebas de gran tamaño

Hemos construido nuestro propio centro con cámaras anecoicas y con radiofrecuencia de 10 m para cumplir con las normas establecidas por diferentes países de todo el mundo.

Junto con los productos en desarrollo, la planta también se utiliza puntualmente para confirmar que los modelos de producción cumplen con estas normas.

Los productos también se prueban en una habitación blindada y aislada del ruido electromagnético externo para garantizar que no se vean afectados por otros dispositivos electrónicos como smartphones u ordenadores y, a su vez, que no afecten a estos dispositivos. En estos centros también se ha construido una cámara anecoica acústica completamente aislada del sonido externo. Esta cámara, además de permitir mediciones precisas de los niveles de sonido producidos por los escáneres, también se utiliza para comprobar si emiten sonidos perjudiciales para el oído humano. La inspección se lleva a cabo desde la perspectiva del cliente para garantizar que las personas utilicen los productos cómodamente en lugares tranquilos como oficinas, mostradores de recepción o espacios vitales sin que el ruido suponga una distracción.

Alta durabilidad para una gran resistencia al uso y al envío por tierra, mar o aire

Para garantizar que los productos puedan permanecer en uso durante un largo periodo de tiempo sin pérdida de rendimiento, se lleva a cabo una prueba de alimentación de papel continua en la que las hojas de papel se escanean ininterrumpidamente durante 24 horas bajo vigilancia por cámara para confirmar los límites de buen funcionamiento de los rodillos de alimentación. Asimismo, también se someten a prueba los botones de escaneado y otros para confirmar que no se dañan al pulsarlos con fuerza un número de veces mayor al que normalmente pulsa un usuario.

Se recurre a medios de transporte distintos para hacer llegar los productos a los clientes. A veces el cargamento tiene que bajarse y volver a cargarse varias veces durante el transporte, por lo que los productos se ven sometidos a una gran variedad de vibraciones y golpes. Para proteger el producto de todos estos riesgos lo máximo posible, en las inspecciones se verifica que el producto no sufra daños mediante pruebas de vibraciones, en las que se somete a una agitación intensa, y pruebas de caídas, en las que se deja caer el producto ya embalado. De esta manera, los productos que pasan estos numerosos controles de calidad pueden entregarse a los clientes de forma segura y fiable.

Desarrollo de fábricas de calidad, con el respaldo de "Fabricado en Japón"

Top of Page