Skip to main content

Beneficios adicionales

El final de soporte de Windows XP es sin duda un problema grave al que se puede enfrentar una organización, pero como demuestran los estudios de Fujitsu, varias organizaciones han constatado que migrar a plataformas más modernas y un proceso de racionalización que acompañe esa migración aporta beneficios medibles.

Estos beneficios son:

  • Ahorro de costes
    • Ahorro de energía
    • Automatización de procesos durante la creación de la maqueta y su despliegue 
    • Migraciones / reinstalación de equipos automáticos sin presencia de técnicos
    • Mejoras en el mantenimiento de la plataforma 
    • Plataforma estandarizada
    • Reducción de tiempos en su mantenimiento
    • Reducción de tiempos de resolución de incidencias
    • Gestión centralizada
  • Mejoras en la productividad del usuario
    • Centrado en el usuario
    • Herramientas de productividad
  • Mayor seguridad del puesto
  • Cifrado y protegido
  • Acceso remoto
  • Bastionado del puesto
  • Flexibilidad y movilidad del usuario.
Algunos ejemplos sobre cómo estos beneficios en el capítulo de Ahorro de Costes han sido alcanzados son:

Ahorro de Energía

En lo que se refiere al consumo energético de equipos, el hardware más avanzado, si ejecuta Windows XP, no puede acceder a las capacidades más avanzadas que los avances tecnológicos que incorpora. Con los nuevos sistemas operativos que si aprovechan esas capacidad y añadiendo Políticas de Ahorro de Energía, Fujitsu ha medido una reducción del 20% el consumo medio por maquina sobremesa, aplicando hibernación en periodos prolongados de inactividad. La tecnología de Intel vPro proporciona la funcionalidad adecuada para establecer un calendario de Apagado-Encendido programado de todas las oficinas.


Automatización de procesos durante la creación de la maqueta, su despliegue y mantenimiento

Durante el ciclo de vida del puesto, será necesario actualizar la imagen con nuevos componentes, parches de seguridad, drivers, etc. Las nuevas herramientas incorporadas en Windows 7 y Windows 8, hacen más sencillas y rápidas la adopción de todas estas tareas.
Las facilidades de personalización vía WDS, PowerShell, y System Center Configuration Manager, permiten mediante procesos automáticos reducir los tiempos de instalación y actualización de los puestos de trabajo. El impacto en costes durante el proceso de migración es muy importante, pero además se han podido observar reducciones en más de 5.000€ en el coste de modificación de cada actualización de la imagen de puesto con respecto a Windows XP.


Mejoras en el mantenimiento de la plataforma

Con los nuevos sistemas operativos es posible contar con Program Step Recorder, Windows Troubleshooting Platform (Ayuda al usuario para resolver las incidencias conocidas), conexiones remotas, vPro, y reinstalación de equipo automatizada (Zero Touch Installation) sin intervención del Usuario-Técnico. El uso de estas tecnologías tras una adecuada implantación para el entorno productivo ha arrojado cifras de reducción del 30% en el tiempo de resolución de incidencias relacionadas con el puesto de trabajo.

Fujitsu cuenta con estudios detallados sobre estos beneficios, que permiten obtener cuantificaciones precisas previas a la migración.