Skip to main content

Virtualización

Capacidad de adaptación instantánea

Una infraestructura virtual permite reducir los costes de TI al mejorar la eficacia, la flexibilidad y la capacidad de respuesta. Este tipo de infraestructura permite asimismo asignar los recursos con rapidez modificando los requisitos empresariales, lo que hace posible introducir nuevos servicios, llevar a cabo las tareas de mantenimiento sin interrumpir el funcionamiento y aumentar la capacidad de uso de los servidores muy significativamente. A continuación, se indican algunas de las características más interesantes del mundo de BS2000/OSD.
  • Durante el funcionamiento en tiempo real, se pueden modificar o ampliar casi todos los parámetros de funcionamiento, los componentes o las configuraciones de hardware y software.
  • El plan de capacidad según demanda (CoD) proporciona opciones de utilización de los recursos flexibles y rentables.
  • Los sistemas virtuales (VM2000) permiten distribuir el uso de la CPU y la memoria principal de un servidor físico en hasta 15 servidores virtuales. La distribución y asignación de dispositivos periféricos puede modificarse en línea y las configuraciones de los periféricos, incluidas sus conexiones (canales) y dispositivos, pueden modificarse o ampliarse durante el funcionamiento en tiempo real.
  • BS2000/OSD se divide en subsistemas modulares que permiten intercambiar diversos subsistemas durante el funcionamiento en tiempo real y ejecutar distintas versiones de un subsistema simultáneamente en el mismo sistema (coexistencia).
  • Las nuevas bases de datos se pueden conectar y las existentes se pueden desconectar en línea.